Amplia repercusión en la población de las palabras del canciller cubano en la Onu

Foto tomada de Cubadebate

Los habaneros escucharon atentos este fin de semana las declaraciones del Canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en el 74 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (Onu), con sede en Nueva York.

En poco más de 20 minutos, el diplomático de la mayor de las Antillas denunció las interioridades del imperialismo y desenmascaró sus planes de acabar con la Revolución cubana. De igual modo, reclamó el fin del bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba, el cual apuntó es la principal traba para el desarrollo del país.

El amplio y emotivo discurso, cargado de patriotismo, cubanía y firmeza fue escuchado por los cubanos, gracias a la transmisión de nuestros espacios informativos y la repercusión del mismo no se hizo esperar.

“El gobierno imperialista de los Estados Unidos no calcula la cultura revolucionaria del pueblo cubano, no calculan nuestra dignidad, y el profundo sentido de la fidelidad del pensamiento revolucionario, socialista y fidelista”, así lo hizo saber en las redes sociales el habanero Roger González.

También se pronunció Rafael Emilio Cervantes, quien aseguró que “la voz de Cuba se oyó alto y claro en la Onu. Frente a las mentiras del imperialismo y sus vasallos el Canciller cubano levantó las ideas emancipatorias y justas de una Revolución que resiste la última embestida de la administración Trump”.

Por su parte, la joven Lizette Machado afirmó que “Cuba no se doblegará jamás (…). Hoy la humanidad pide y quiere paz, intercambio, colaboración, no aquello que los Estados Unidos insisten en imponer con su pensamiento retrógrado, extemporáneo y desfasado. Los cubanos reiteramos Patria o Muerte”.

De total acuerdo con otro capitalino, Sergio Toledo Bueno, “por nuestra parte aseguramos que fue uno de los discursos más valiente y lleno de patriotismo que se halla dicho en la Onu. Reiteramos la felicitación al diplomático Bruno Rodríguez”.

No hay duda, Cuba está orgullosa de su canciller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *