La Ley Helms-Burton no es aplicable en Cuba

Foto: Archivo Radio COCO.

Foto: Archivo Radio COCO.

Cuando el 12 de marzo de 1996 el presidente de los Estados Unidos, William Clinton, firmó y puso en vigor la llamada Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática, los cubanos no imaginamos que llegaría hasta nuestros tiempos.

Conocida por los nombres de sus principales promotores, el senador republicano por Carolina del Norte, Jesse Helms, y el representante por Illinois, Dan Burton, el engendro legislativo quedó guardado por más de 30 años en los archivos de la Casa Blanca.

Sin embargo, después de tres décadas y con la llegada al poder de Donald Trump toma nuevos aires y reaparece con las posiciones más agresivas, intolerantes e irrespetuosas del Gobierno de Estados Unidos hacia el pueblo de la mayor de las Antillas.

Con la falsa pretensión de propiciar en la Isla una transición hacia la democracia -lo que por supuesto implicaría un cambio de régimen-, con la activación de la Ley Helms-Burton persisten las amenazas y con marcada prepotencia tratan de condenar a las familias cubanas a las más elevadas penurias.

Acaso señor gobernante no se da cuenta que Cuba sigue y seguirá en pie, que no hay chantajes, ni presiones, ni política agresiva que pueda acabar con la dignidad de todo un pueblo.

Del Comandante en Jefe Fidel Castro aprendimos que los principios no se negocian, que la dignidad no se negocia y que solo queda la alternativa de hundirnos en el mar antes de ser nuevamente esclavos de nadie.

Cuba es solidaria y el mundo responde ahora con solidaridad, Cuba es internacionalista y recibe el apoyo de muchos amigos en el mundo. Por tanto señores imperialistas, mientras tengan tiempo reflexionen, porque su política arcaica de socavar la Revolución y ultrajar nuestra soberanía nunca triunfará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *