Por Los Cinco del cuatro al seis

Homenaje en Cuba a Fabio di Celmo en inicio de Jornada antiterrorista. Foto: Prensa Latina

Homenaje en Cuba a Fabio di Celmo en inicio de Jornada antiterrorista. Foto: Prensa Latina

Cuando todavía permanece en las mentes y corazones aquella hermosa y emblemática campaña de las cintas amarillas, promovida el pasado año por el Héroe René González, comenzó este 4 de septiembre para extenderse y multiplicarse hasta el 6 de octubre una jornada especial de carácter internacional con el fin de aunar voluntades en la causa de Los Cinco.

No por casualidad se ha tomado este período relativo a hechos vandálicos, al momento en que fueron apresados los héroes y el día en que estalló en pleno vuelo aquel avión de Cubana de Aviación con su valiosa carga del equipo juvenil de esgrima, en cuyos pechos relucían todas las medallas de oro del torneo del que se habían coronado como campeones absolutos.

Esos acontecimientos, diversos por su naturaleza específica y por los instantes en que sucedieron, están sin embargo unidos, en tanto, constituyen facetas del catálogo de atrocidades en el que ejerce su magisterio especializado la tenebrosa Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos y sus avezados secuaces de la talla y el cinismo de Luis Posada Carriles.

Con las motivaciones especiales de denunciar el terrorismo y clamar justicia, hombres y mujeres de bien de todo el mundo saltan obstáculos como los idiomáticos, de credos religiosos, de posiciones sociales y otras barreras artificiales, para pedir a través de acciones concretas ¡Libérenlos ya!

Dieciséis años es demasiado tiempo para torturar con un presidio autranza a hombres inteligentes, fuertes y virtuosos que han pagado al precio de sus libertades, a pesar de sus probadas inocencias, el hecho de ser dignos patriotas cubanos.

Que cada habanero se convierta en un activista más por la liberación y solución definitiva de la causa de Los Cinco, deberá ser el aporte, el granito de arena de los que habitan en la Ciudad de Martí.

Treinta y tres días a partir de hoy servirán de marco para que todo ser humano con sentido de justicia se pronuncie a favor de la libertad de Gerardo, Ramón y Tony.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *