Playa Girón por siempre en la memoria de los cubanos

Fidel Castro durante su descenso del SAU 100 en la invasión mercenaria por Playa Girón, primera derrota del imperialismo yanqui en América. (Foto: Cubadebate)

Fidel Castro durante su descenso del SAU 100 en la invasión mercenaria por Playa Girón, primera derrota del imperialismo yanqui en América. (Foto: Cubadebate)

Este 19 de abril, los cubanos recordamos un hecho sin precedentes y del cual el pueblo fue protagonista con su decidida respuesta en defensa de la Revolución y del Socialismo, asestando la primera derrota militar del imperialismo en América.

Con sus métodos de fuerza y prepotencia, el gobierno norteamericano pretendió apoderarse de Cuba con la invasión mercenaria a Playa Girón en 1961, pero subestimaron al pueblo, a esa masa irredenta que había sufrido tantas desdichas. Solo, que pescadores, carboneros, campesinos y explotados de otro tiempo, tenían mucho que defender; en aquella playa, ni la vida importaba más que la victoria.

Cada caracol de las arenas de Girón guarda el estruendo de tanques y morteros, de fusiles y gritos, de la valentía de una nación amenazada por el intento paranoico de destruir millones de sueños.

Luego de 58 abriles de aquellos sucesos, las memorias persisten, los agresores siguen amenazando y curiosamente, escogen el 17 de abril, día del inicio de la invasión mercenaria, para hacer su fatídico anuncio.

¿Acaso olvidan que en 72 horas el pueblo cubano convirtió su fiebre de sangre en pura cobardía? ¿que de “valerosos” soldados y oficiales se volvieron compotas?

Ahora hablan, de tomar acción en tribunales estadounidenses y aplicar demandas judiciales contra entidades cubanas y extranjeras fuera de la jurisdicción de los Estados Unidos. Dicen volverán a limitar las remesas que los residentes cubanos en los EE.UU. envían a sus familiares y allegados en la Isla y argumentan que Cuba produjo ataques contra diplomáticos estadounidenses.

Una vez más, mentiras y chantajes para justificar sus acciones, como ya es costumbre.

Entérese, señor Donald Trump y su camarilla, que ninguna represalia contra Cuba, ningún ultimátum ni chantaje del gobierno estadounidense va a desviar la conducta internacionalista de la nación cubana, en especial con la hermana República Bolivariana de Venezuela, es un derecho de Cuba como Estado soberano.

Los cubanos continuaremos trabajando, haciendo Revolución, perfeccionando nuestro Socialismo y no serán estos anuncios los que nos detendrán.

Así lo sentenció el pasado 13 de abril el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, “Cuba sigue confiando en sus fuerzas, en su dignidad y también en la fuerza y la dignidad de otras naciones soberanas e independientes”.

Sepan señores imperialistas, que las personas con decoro no conocen límites de valor cuando defienden un ideal, como los hombres que bajo la certera guía de nuestro líder histórico Fidel Castro, y con escaso conocimiento de táctica militar, derrotaron a los mercenarios en las arenas de Playa Girón, hace 58 años.

Sepan, también, que ni en esa playa donde el mar besa una y otra vez el suelo libre, ni en ningún otro sitio de nuestra tierra, permitiremos el pie de ningún mercenario, porque sería una afrenta para nuestra Patria y para la sangre derramada por nuestros héroes y mártires.

Heredamos la lealtad, la solidaridad, el heroísmo y la valentía de hombres sencillos y de pueblo, de ese mismo pueblo que el Primero de Mayo saldrá a las calles a proclamar su compromiso con la Revolución, del pueblo cuyos hijos regresan a las aulas cada septiembre para aprender, sin pagar un centavo, sepan que nuestro Sol continuará brillando en esta isla bella, libre y soberana porque todos Somos Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *