Constitución de la República, continuidad de la Revolución y el socialismo (+ Fotos)

Foto: Estudios Revolución

Foto: Estudios Revolución/Granma.

El primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro Ruz, pronunció este miércoles el discurso de proclamación de la nueva Constitución cubana, durante la segunda sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

Desde este 10 de abril, luego de su proclamación, el nuevo texto legislativo rige el ordenamiento jurídico del país.

Tal y como afirma el diario Granma, esta fecha histórica dejó de ser coincidencia para volverse raíz, pues la nueva carta magna comenzó a escribirse desde otro abril que, hace 150 años, alumbró en Guáimaro la primera Constitución revolucionaria.

Según la referida fuente, por segunda ocasión, como el 24 de febrero de 1976, el General de Ejército tuvo el honor de proclamar la nueva Constitución, de la cual dijo: “garantiza la continuidad de la Revolución y la irrevocabilidad del socialismo”, y sintetiza los ideales de todos los que han luchado por una Cuba soberana e independiente.

La segunda sesión extraordinaria de la ANPP, escenario de este acontecimiento, contó con la presencia de Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Esteban Lazo Hernández, presidente del Parlamento cubano.

Luego de entonar las notas del Himno Nacional, interpretado por el Coro Nacional y la banda del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Far), tuvo lugar el saludo de la nación a través de las 21 salvas lanzadas simultáneamente desde la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y el cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba.

En un momento de marcado simbolismo, tres jóvenes del Batallón de Ceremonias de las Far, engalanados con el uniforme del Ejército Libertador, hicieron su entrada en el salón plenario portando la Constitución de Guáimaro, que depositaron en un pedestal.

res integrantes del Batallón de Ceremonias de las far, engalanados con el uniforme del Ejército Libertador, depositaron la Constitución de Guáimaro en un pedestal. Foto: Juvenal Balán

Tres integrantes del Batallón de Ceremonias de las Far, engalanados con el uniforme del Ejército Libertador, depositaron la Constitución de Guáimaro en un pedestal. Foto: Juvenal Balán/Granma.

Seguidamente, ante los 589 diputados presentes, Lazo Hernández evocó la promulgación de la Constitución de la República de Cuba en Armas, el 10 de abril de 1869.

Recordó quiénes fueron los firmantes, entre los cuales no había ninguna mujer, y mencionó la postura de avanzada de Ana Betancourt, quien, adelantándose a su tiempo, dijo que había llegado el momento de emanciparlas.

Igualmente, señaló que solo a partir del triunfo de 1959 se haría realidad el sueño de Betancourt, con la participación activa y decidida de las mujeres en la Revolución, que hoy integran en un 53,22 por ciento este órgano supremo del poder del pueblo.

A partir de aquel texto constitucional –precisó– y a lo largo de la lucha independentista se escribieron otras constituciones, Baraguá, en 1878, Jimaguayú, en 1895, y la Yaya en 1897, y todas fueron expresión de los anhelos de establecer un Estado soberano e independiente y de como definiera José Martí, una nación “con todos y para el bien de todos”.

De igual forma, hizo referencia a que la Constitución de 1976 nos guió hasta hoy y la consideró como un hito en la historia política y jurídica contemporánea de Cuba, al reflejar los logros de la Revolución en sus primeros años, cual brújula del proceso de institucionalización del país.

Resaltó que este texto defendió la unidad nacional, la autodeterminación del Estado y la existencia de un Partido único como fuerza dirigente, que une la voluntad de la nación en defensa de la libertad e independencia.

A esta IX Legislatura –subrayó– le ha correspondido el honor de asumir y conducir el proceso de reforma constitucional, que tuvo su momento culminante el 24 de febrero, cuando se constató el compromiso mayoritario de un pueblo en revolución y se ratificó la nueva Constitución, que tomará vida con las leyes que de ella se deriven, para continuar construyendo esta Cuba que es y será siempre socialista.

Asimismo, Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, reiteró los resultados del referendo, cuando los cubanos ratificaron con su voto, directo y secreto, la ley de leyes que comenzó a regir este miércoles con su publicación en la Gaceta Oficial.

Durante su intervención reafirmó la calidad del proceso electoral y recordó cada una de las etapas de preparación y ejecución del referendo constitucional.

Fervor patriótico

Los momentos de emotividad y patriotismo todavía no culminaban. Otros jóvenes del Batallón de
Ceremonias de las Far entraron al plenario portando la nueva Constitución, bajo los acordes de una marcha interpretada por la banda del Estado Mayor de esa institución armada.

Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y Esteban Lazo los esperaban de pie, y el General de Ejército, presidente de la comisión redactora de la ley de leyes, recibió el documento ya histórico, que colocó en otro pedestal, al lado de la carta magna de Guáimaro, testigo de la solemne sesión.

No pocos dejaron salir de sus labios las notas del Himno Invasor, cantado por el Coro Nacional, teniendo de fondo imágenes de una carga mambisa y fotos de Fidel Castro en la Sierra Maestra, junto a Juan Almeida, Ernesto “Che” Guevara y otros combatientes de la última gesta libertaria.

El presidente del Parlamento cubano dio por concluida la jornada y afirmó que la Constitución, proclamada este 10 de abril, marca el presente y futuro de la nación, de hombres y mujeres libres en defensa de la Revolución, en todos los frentes.

Raúl Castro estrechó las manos de los miembros del Consejo de Ministros, ubicados en la primera fila del plenario, y Díaz-Canel saludó a los integrantes del Parlamento y de los Consejos de Estado y de Ministros que ocuparon asientos en la presidencia.

Una voz gritó ¡Viva la Revolución!, seguido de un ¡Viva! unánime y hubo prolongados aplausos. El mejor pretexto para liberar tantas emociones.

El texto constitucional ha sido fruto del trabajo mancomunado de quienes tuvimos el privilegio de acompañar a Fidel, y de los “pinos nuevos”, precisó Raúl.

El texto constitucional ha sido fruto del trabajo mancomunado de quienes tuvimos el privilegio de acompañar a Fidel Castro, y de los “pinos nuevos”, precisó Raúl Castro. Foto: Estudios Revolución/Granma.

Fuente: Fragmentos del artículo publicado en el diario Granma

Artículo relacionado:

La Constitución que hoy proclamamos garantiza la continuidad de la Revolución y la irrevocabilidad de nuestro socialismo. Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en la segunda sesión extraordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, con motivo de la proclamación de la Constitución de la República, en el Palacio de Convenciones de La Habana, el 10 de abril de 2019, “Año 61 de la Revolución”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *