La responsabilidad ante los actuales desafíos medioambientales

Foto: Internet.

Foto: Internet.

Concebir el desarrollo sostenible con un alto sentido de responsabilidad, para satisfacer las necesidades del presente sin comprometer el futuro de las nuevas generaciones, constituye una razón primordial en Cuba.

De ahí que cada una de las personas involucradas en ello deben actuar de manera consciente y comprometida con la política y voluntad nacional de lograr un desarrollo cada vez más acorde y dirigido a un uso racional de los recursos, en interés del cuidado y protección del medio ambiente.

Ante un panorama totalmente adverso, donde el planeta está en constante peligro por el actuar irresponsable del hombre y los países desarrollados, se necesita una visión más amplia y certera para que llegue a todos el llamado a evitar la contaminación del entorno.

Se conoce hoy que el calentamiento global constituye la mayor preocupación de contaminación a que se expone el planeta, el cual está sometido a la indiscriminada emisión de gases tóxicos hacia la atmósfera, con efectos en el ecosistema que favorecen un aumento de las temperaturas, intensas sequías, y el desarrollo de eventos climatológicos.

Los desafíos para apoyar la estrategia nacional cubana van en el orden colectivo e individual, desde incrementar el programa de reforestación, la utilización adecuada de fuentes renovables de energía, un estable cumplimiento con los propósitos de recuperación de la materia prima, hasta la responsabilidad de cumplir con las normas y leyes estipuladas en la política ambiental con un mayor control y exigencia social.

La actual coyuntura económica demanda un empeño mayor en el uso racional de los recursos y el cuidado del ecosistema, en interrelación con la necesidad de proteger el suelo, descontaminar el ambiente y ahorrar agua como medios imprescindibles.

Todo ello contribuirá al avance de la especie humana y estará en correspondencia con el propósito de elevar su calidad de vida, solo así se podrá dar un consciente aporte en el afán para que un mundo mejor y más saludable sea posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *