2 de agosto: inauguración de los XI Juegos Panamericanos en La Habana

Juegos Panamericanos de 1991, en La Habana, Cuba. Foto: Internet.

Juegos Panamericanos de 1991, en La Habana, Cuba. Foto: Internet.

Cuba está celebrando con gran júbilo los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018, donde los deportistas de la mayor de las Antillas están llevando en alto la victoria, honrándonos con medallas de oro.

Este gran evento me hace recordar los cuentos que de pequeña me hacían acerca de los Juegos Panamericanos que se efectuaron en la Isla en el año 1991, los cuales tuvieron como sede y subsede a La Habana y Santiago de Cuba, respectivamente.

Sin embargo, tal vez algunas personas hayan olvidado que, en lugar de 1991, Cuba intentó organizar la cita de 1987, pero algunos directivos de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) lo impidieron.

Este evento comenzó el 2 de agosto y se extendió hasta el día 18 del propio mes. A él asistieron más de seis mil atletas procedentes de 39 países afiliados entonces a la Odepa, en un programa de 33 deportes, entre ellos, el debutante boliche.

Foto tomada de ACN.

Foto tomada de ACN.

El logotipo oficial de la cita presentó las iniciales de las palabras juegos (J) y panamericanos (P), con los colores de la bandera cubana, formando una figura original que transmitió una imagen de movimiento continuo.

Por esa etapa, La Habana fue una fiesta, vivió uno de los momentos más espectaculares en su historia deportiva, la exitosa organización de los XI Juegos Panamericanos.

Todo funcionó bien en esos inolvidables 15 días de agosto de 1991 y para completar la alegría nacional, la delegación cumplió una actuación memorable que la llevó a la primera posición por países, con 140 medallas de oro, por delante de Estados Unidos.

Para este acontecimiento se construyeron ocho modernas instalaciones, entre ellas, el Estadio Panamericano, el cual fue la sede del atletismo, la bolera y la pista acuática en la presa La Coronela, donde se desarrollaron las competencias de remo y canoa-cayak.

Además, se creó el Velódromo Nacional Reynaldo Paceiro, el patinódromo, el Complejo de Piscinas Baraguá y las salas polivalentes Kid Chocolate, en el municipio de la Habana Vieja, y la Ramón Fonst, en el territorio de Plaza de la Revolución.

El tocopán, la mascota de los juegos.

El tocopán, la mascota de los juegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *