Inicia este lunes en La Habana provincial juvenil de futsal

Foto: Internet.

Con la presencia de 12 selecciones, este lunes 28 de octubre comienza una nueva edición del Campeonato Provincial de Fútbol Sala para menores de 19 años.

Tres sedes diferentes acogerán a la docena de equipos participantes que, a su vez, quedarán divididos en tres grupos clasificatorios integrados por cuatro elencos cada uno.

En el Liceo de Regla, además de la escuadra de ese municipio ultramarino, competirán los conjuntos de La Habana del Este, Centro Habana y Guanabacoa. El calendario allí tiene programado dos partidos para lunes, miércoles y viernes, a partir de las 16:30 (hora local).

Mientras tanto, en la cancha 13 de Marzo —en La Habana Vieja— pugnarán por el boleto a la siguiente fase la formación anfitriona junto a las representaciones de Diez de Octubre, Plaza de la Revolución y Cerro. Allí también habrá doble choque lunes, miércoles y viernes desde las 16:30 (hora local).

El tercer escenario de esta justa será Ciudad Libertad, aunque allá se jugará martes 29 de octubre, jueves 31 y martes 5 de noviembre, en el mismo horario de las otras sedes y con la participación de los seleccionados de Marianao, Playa, Boyeros y Arroyo Naranjo.

En este primer segmento, en cada una de las llaves se enfrentarán los equipos por el sistema de todos contra todos, a una sola vuelta. De ahí ganarán el derecho de avanzar a la segunda etapa los dos primeros lugares de cada grupo además de los dos mejores terceros de la lid, para completar las ocho escuadras que quedarán en competencia.

Más adelante se medirán —en pleitos de muerte súbita— primero contra el octavo, segundo frente a séptimo, tercero ante sexto y cuarto versus quinto.

Los ganadores de esos desafíos protagonizarán la semifinal que definirá las dos representaciones que merecerán discutir el título de 2019.

Vale recordar que en 2018 quedó a medias la celebración de este certamen debido al entonces cierre inesperado y, posteriormente, definitivo de la sala polivalente Kid Chocolate. Una año antes —en 2017— La Habana Vieja se había alzado con la corona que, dadas las circunstancias, no ha tenido la posibilidad de exponer hasta ahora.

Por cierto, a falta de una sede ideal, la buena voluntad de quienes persisten en que el fútbol sala habanero siga estando en la élite o —al menos— no desaparezca junto a la sala que siempre lo acogió, ha obligado a realizar este Campeonato Provincial en tres canchas de superficie dura, a pesar de cuánto pueden dañar a jugadores e implementos deportivos, como los propios balones o las zapatillas.

La comprensible e irremediable negativa de la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo (UCCFD) y de la Universidad de La Habana (UH) de prestar sus respectivos tabloncillos, además de la poca disponibilidad de tiempo en la sala Ramón Fonst, ha dejado a los organizadores de esta competencia provincial sin opciones para elegir un escenario más adecuado, y —lamentablemente— todo parece indicar que semejante falta de condiciones pudiera marcar el futuro del futsal capitalino, en todas las categorías.

Tomado de Tribuna de La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *