La Habana desciende de categoría en el fútbol cubano

La Habana dice adiós nuevamente a la máxima categoría del futnol cubano. Foto: Jit.

El descenso de La Habana y Villa Clara, junto a la clasificación a la fase final de los elencos de Camagüey y Sancti Spíritus marcaron el cierre de la etapa clasificatoria de la Liga Nacional de Fútbol (LNF).

Giraldillos y villaclareños volvieron a mostrar su bajo nivel competitivo este año al caer frente a Las Tunas y Ciego de Ávila, respectivamente.

Mientras los camagüeyanos lograron ante Pinar del Río el punto que necesitaban para avanzar y los espirituanos vencieron a Santiago de Cuba para protagonizar una de las sorpresas del presente torneo al incluirse entre los seis aspirantes a la corona de 2018.

Por segundo año consecutivo el elenco capitalino queda excluido de la élite del fútbol cubano y deberá disputar el Torneo de Ascenso de 2019 para regresar a la máxima categoría del deporte en la Isla.

Los habaneros cerraron la actual temporada con un revés de 1×0 frente al once tunero (autogol de Osmín Hernández al minuto 88), que los dejó en el fondo de la clasificación del grupo I con 10 puntos.

Los conducidos por Laureano Arrojo hicieron unos números de espanto en la segunda etapa de la LNF al sumar solo 4 rayas de 18 posibles para terminar como el segundo peor equipo de la justa. La oncena posición no se ajusta a la tradición futbolística de un territorio con la mayor masividad en esta disciplina en el país.

El desastre de los habaneros solo fue superado por el fiasco del máximo ganador de títulos en Cuba, Villa Clara. Los naranjas avergonzaron a su afición hasta el último día cuando cayeron goleados 3×0 ante Ciego de Ávila, por los tantos de Joan Carlos Casola (54), Tomás Cruz (75) y Osmel Núñez (87).

Los seguidores del Expreso del Centro están de luto y por primera vez en mucho tiempo Zulueta se quedará sin fútbol de primer nivel nacional antes del cierre de la temporada. Por historia y tradición se extrañará a Villa Clara en el segmento decisivo, pero cuando no se hacen bien las cosas el resultado más frecuente es el fracaso.

El pesar de los villaclareños contrasta con el júbilo de los espirituanos que sumaron 12 puntos en la segunda etapa disputada en sus predios de La Formadora para acompañar a Santiago de Cuba a la ronda final.

Precisamente un éxito de 1×0 sobre los indómitos en la jornada conclusiva dio el segundo boleto del grupo I a los muchachos del Yayabo, quienes aventajaron por un punto a Las Tunas (15) en la clasificación  general.  El talentoso mediapunta Eduard Puga (59) convirtió el gol que metió a Sancti Spíritus entre los seis mejores elencos del país.

Los equipos de Santiago de Cuba, Camagüey y Ciego de Ávila, Pinar del Río, Granma y Sancti Spíritus van por el título de Cuba. Foto: LNF.

El otro clasificado a la fase definitoria en la última fecha de la etapa eliminatoria fue Camagüey (17), que igualó a uno con Pinar del Río (22) y dejó sin opciones a Cienfuegos (17).

Los agramontinos certificaron su pase a la disputa de las medallas en la segunda mitad cuando el capitán Armando Coroneaux (62) eliminó la ventaja puesta en el marcador  por el internacional Reinaldo Pérez  (35).

Los subtitulares de 2017 mejoraron sus prestaciones en la segunda ronda jugada en el Luis Pérez Lozano al firmar tres puntos más que en la primera fase y junto Santiago de Cuba y Ciego de Ávila parten con el cartel de favoritos a las medallas.

La jornada final de la clasificación se completó con par de encuentros intrascendentes en las llaves II y III. Por la II, los Marineros de Cienfuegos batieron 2×1 a Isla de la Juventud con tantos de Reinier “el Coco” Cerdeira (26) y Yoelvis Armenteros (82).

Un autogol de Neisser Sandó había puesto en ventaja a los pineros, que por segundo año consecutivo se quitan de arriba el penoso trance de jugar el Torneo de Ascenso.

Mientras tanto, en el segmento III Guantánamo derrotó 2×0 a Granma gracias a los remates de José Benítez (20) y Randy Valier (28). Los guantanameros volvieron a quedar fuera de la pugna por las preseas, pero al menos garantizaron su presencia en la venidera Liga Nacional sin pasar por el Ascenso.

Después de dos exigentes etapas clasificatorias llega el momento definitivo de la temporada y todos los elencos parten en igualdad de condiciones de cara a la carrera por el título.

Poco importa si unos clasificaron primero y otros apenas entraron por un gol. El sistema de partidos a ida y vuelta y el descanso de toda una semana propiciarán un mejor rendimiento de los futbolistas que tratarán de rendir al máximo para llevar sus equipos a la cima.

Los resultados de la temporada anterior y su desempeño en años recientes colocan a Santiago de Cuba, Camagüey y Ciego de Ávila un pasito por delante de Pinar del Río, Granma y Sancti Spíritus, pero el fútbol cubano tiene un nivel muy parejo por lo que el resultado final lo determinarán los pequeños detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *