La maldición del Chelsea en Stamford Bridge

Rodrigo Moreno marcó el gol que le dio el triunfo al Valencia sobre Chelsea en la primera jornada en la Liga de Campeones. Foto: Internet.

El debut de Chelsea ante Valencia no pudo ser peor en esta Liga de Campeones de Fútbol. A sabiendas que el equipo londinense sería algo así como la “Cenicienta de la Premier”, por no haber podido fichar y continuar cediendo a muchos de sus jugadores, el marcador en casa no deja de llamar la atención.

Desde el inicio de la era (Frank) Lampard, una época para tratar de acomodarse y renovar al conjunto “Blue”, los inquilinos de Stamford Bridge no ganan en casa en desafíos oficiales, al contrario de lo que sucede cuando viajan fuera de su feudo.

El debut ante sus fans los puso cara a cara contra Leicester City, tras el desastroso inicio en Old Trafford con un 4-0 de cierta forma injusto, pues no reflejó la realidad del dominio de Chelsea en el juego.

En ese entonces, ganaban 1-0 por gol del ahora lesionado Mount, y dominaron la primera mitad. No obstante, un error defensivo les condenó al empate a un tanto, logrado por James Madison en uno de los tantos despistes que tuvo el francés Kurt Zouma en el desafío.

Luego salieron a visitar al Norwich y ganaron 3-2, con un recital de Abraham y Mount, y regresaron para vérselas con el recién ascendido Sheffield. Otra vez marcó Tammy y, como por arte de magia, cuando más tenían que estarle cayendo encima a un rival inferior, los blues se borraron del campo y la visita anotó el empate, que no fue victoria gracias a la mala puntería y las manos de Kepa Arrizabalaga bajo los tres palos.

Pasada la fecha FIFA (partidos de selecciones nacionales), sale Chelsea a un duro desafío contra el Wolverhampton de Nuno Espíritu Santo, y los golean 5-2, con otro partidazo de Abraham, que se anotó un hat trick. Era el turno de Valencia, en casa por Champions un duelo complicado, pero no imposible.

El equipo che llegó con un director técnico (DT) interino, pues Marcelino García Toral había sido despedido el fin de semana y con un rendimiento en liga que deja mucho que desear. Los Blues salieron de nuevo a caer encima de la visita, y las muchas oportunidades quedaron reducidas a nada. Ahí llegó un balón parado que Rodrigo Moreno aprovechó, ganando las espaldas a todos los defensores y coló por el único resquicio que Kepa no tenía vigilado.

Todavía se da un penalti favorable a los de casa. Olvidando toda jerarquía en el equipo, Ross Barkley le quita el derecho a cobrar a William, que para algo es el número 10 de ese equipo y junto a Azpilicueta uno de los veteranos, y se dispone a cobrar. El disparo, palo y a las nubes.

Se está viendo un equipo débil de carácter y defensa, incapaz de regalarle a su afición una victoria en lo que va de campaña. Azpilicueta ya no está a la altura para defender ese lateral, se equivoca mucho, Zouma desde la lesión no ha sido el mismo y precisamente las lesiones han minado la línea trasera de los de Lampard, con Rudiger, Emerson y Christensen bastante irregulares en apariciones y rendimiento en el campo.

Jorginho deja muchas lagunas a la defensiva y Barkley no acaba de cuajar dentro del esquema del joven DT, al tiempo que la falta de pólvora hace estragos en la delantera. Giroud aún no anota, y el peso ofensivo lo están llevando los jóvenes Mount y Abraham, ya que Pedro sigue estando bastante intermitente en la formación azul.

Este domingo, Chelsea se mantendrá en sus predios, para recibir a Liverpool, líder de la clasificación con puntaje perfecto. La sexta posición que mantienen a día de hoy, está en grave peligro, de seguir latente la maldición de Stamford Bridge en lo que va de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *