Que siempre viva el legado de Guido García Inclán

Momento en que Guido García Inclán leía el editorial en El Periódico del Aire. Foto: Tomada de Si por Cuba

Momento en que Guido García Inclán leía el editorial en El Periódico del Aire. Foto: Tomada de Si por Cuba

Guido García Inclán nació un 2 de marzo de 1905 para alegría inmensa de su familia y se inmortalizó en la historia de Cuba para honor de todos los nacidos en esta tierra.

La radio fue su gran pasión y en su poder de movilización confió siempre.

Hace 36 años que su compañía física no es posible, pero su audaz desempeño de lucha a favor de los más necesitados ilumina a los que lo conocieron y a aquellos que han leído sus editoriales o escucharon sobre sus anécdotas.

El cubano insigne que 17 de mayo recordamos empleaba parte de su tiempo a escribir diariamente el editorial que seguía el pueblo, como se sigue a la mejor de las radionovelas. Su verticalidad le mereció la confianza de aquellos a quienes dedicó sus mejores empeños.

Ni las más de 100 suspensiones del Periódico del Aire, ni las amenazas, callaron a este hombre que como carta de presentación en su oficina exponía el cartel con la frase: “No toque, pase”.

Vale todo el cariño un día como hoy para él, conocido como el más cívico de los periodistas cubanos desde 1950, por su obra en contra de la corrupción y el crimen organizado.

Martiano por excelencia, fiel amigo de la Revolución, hombre humilde con confianza absoluta en los jóvenes y paciente maestro de periodistas, fue Guido, quien además encontró en el ejercicio de la opinión un apoyo seguro a la obra iniciada en 1959.

“Arriba corazones” fue la proclama que dejó como herencia Guido García Inclán a los radialistas de la emisora COCO. A 36 años de su desaparición física, llegue también esta inspiración a todos los comunicadores cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *