Efigenio Ameijeiras, primer jefe de la Policía Nacional Revolucionaria

Un 5 de enero pero del año 1959 nació la Policía Nacional Revolucionaria. Foto: Internet

Un 5 de enero pero del año 1959 nació la Policía Nacional Revolucionaria. Foto: Gilberto González García

Al triunfar la Revolución Cubana, en enero de 1959, se hacía imprescindible desactivar algunas instituciones que durante el gobierno de Fulgencio Batista habían servido para reprimir al pueblo, tratando de sofocar la inevitable insurrección.

Otras instituciones, imprescindibles a la sociedad, debían ser reestructuradas para que se ajustaran al nuevo orden social que se desarrollaba a partir de la huida de Batista y la entrada del Ejército Rebelde en la capital cubana.

Así nació, el 5 de enero de 1959, la Policía Nacional Revolucionaria, que tuvo como antecedente la Policía Rebelde, que operaba desde las áreas ocupadas por los soldados rebeldes durante la última etapa de la lucha insurreccional.

La nueva institución armada, conocida popularmente por sus siglas, PNR, se fundó por orden del entonces presidente provisional, Manuel Urrutia, con la misión principal de preservar el orden público, la tranquilidad ciudadana y la seguridad vial.

Para comandar a la PNR, el presidente cubano designó a Efigenio Ameijeiras Delgado, con una larga tradición combativa que se inició como expedicionario del yate Granma que, bajo el mando de Fidel Castro, desembarcó por el sur de Oriente el 2 de diciembre de 1956.

Ameijeiras nació el 21 de septiembre de 1931 en Chaparra, en la región oriental de Cuba, territorio que hoy pertenece a la provincia de Las Tunas.

Durante la lucha en las montañas, comandó la Columna 6 –del Segundo Frente Oriental Frank País– que llevaba el nombre de uno de sus hermanos, Juan Manuel Ameijeiras, caído durante el asalto al Cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953.

Antes había participado en importantes combates, desde la primera acción victoriosa de la guerrilla, el 17 de enero de 1957, el ataque al puesto militar de La Plata. Luego él mismo mandaría una escuadra en la exitosa emboscada rebelde en Arroyo del Infierno y formó parte de la patrulla que, bajo el mando de Juan Almeida Bosque, capturaría al traidor Eutimio Guerra, a quien el comandante del ejército, Joaquín Casillas Lumpuy, había encomendado eliminar físicamente a Fidel Castro, con el ánimo de sofocar la lucha insurreccional. El 28 de mayo participó también en el ataque al cuartel de El Uvero, otra importante acción en la guerra de liberación.

Efigenio Ameijeiras tuvo una destacada actuación durante la invasión mercenaria por Playa Girón, en abril de 1961, y ocupó importantes responsabilidades en el Estado, entre ellas la de jefe de la Comisión de Historia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Graduado de Licenciado en Historia en la Universidad de La Habana, también resalta por ser autor de varias obras testimoniales, de poesía y de ficción.

Por su destacada trayectoria, el hoy General de División, ostenta el título de Héroe de la República de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *