Guido García Inclán: un radialista fiel a su tiempo

Guido García Inclán. Foto archivo de la COCO

Guido García Inclán. Foto archivo de la COCO

El 2 de marzo de 1905 la familia García Inclán esperaba la llegada de su segundo hijo varón, a quien nombraría Guido.

El asturiano Gustavo y la cubana Violeta no imaginaban que su pequeño pasaría a la historia de Cuba como una de las personalidades más fieles a su época.

De procedencia humilde, la infancia de Guido trascurrió trabajando con su padre en una bodega de donde obtuvo los ingresos que sirvieron entonces para encauzar sus estudios.

Periodista esencial del siglo XX cubano, Guido García Inclán enrumbó su quehacer por la crítica y la ayuda social, de ahí que se diera a conocer entre el público como el más cívico de los profesionales del sector en la Isla.

Fue atrapado por la radio y es en este medio de difusión donde desempeñó fundamentalmente su labor profesional.

Entre los años 1933 y 1934 administró y fungió como editorialista de la radioemisora CMAF, en la que inauguró una línea de periodismo crítico hacia el régimen militar de Fulgencio Batista.

En 1934 dirigió el Radiodiario de la propia CMAF; más adelante pasó como redactor al noticiero de CMQ Radio.

Para entonces, se propuso adquirir una emisora propia y el 23 de enero de 1948 las plantas radiales CMCK y COCO pasaron a su propiedad, siendo la emisora COCO en aquel momento, la tercera en la preferencia de la población cubana.

Desde el primero de enero de 1959, Inclán vio concretarse las aspiraciones sociales a las que dedicó su vida y entregó voluntariamente su emisora al Estado cubano, aunque continuó trabajando en ella.

Vidas como esta prestigian a la radiodifusión y a la comunicación cubanas.

En el aniversario 113 de su natalicio, el colectivo de la emisora COCO ha querido dedicar un espacio a quien fuera ejemplo de compromiso, entrega y consagración al trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *